El comparador de planes de móvil, internet y TV

Principales tipos de cuentas de ahorro que puedes elegir

Cada persona es diferente, tiene condiciones y situaciones económicas distintas.

Las entidades financieras lo saben, por ello, así como han creado distintos tipos de tarjetas de crédito y de préstamos para encajar con las necesidades de cada persona, también han creado diversas modalidades  de cuentas de ahorro  para cada tipo de usuario.

Ante las posibilidades, es necesario que  conozcas los tipos de cuentas de ahorro más comunes y sus principales características, para que así puedas escoger cuál es la más apropiada para tus intereses y tu estado financiero.

Cuenta de ahorro simple

También llamadas cuentas de “costo cero”, son el tipo de cuenta más conocida y pueden ser encontradas en todas las entidades financieras. Este tipo de cuenta es  ideal para quienes están introduciéndose en el mundo financiero.

Si estás en busca de un lugar donde poner tus ahorros una cuenta simple es ideal, ya que te permitirá depositar y retirar tu dinero cuando desees.  Además estas cuentas básicas suelen caracterizarse por no  requerir un monto de apertura y no cobrar mantenimiento, sin embargo la entidad financiera con la que  hayas gestionado tu cuenta puede establecer condiciones como montos mínimos de retiro y abono.

Cuenta premio

Este tipo de cuenta es una diversificación de los productos financieros del mercado. Actualmente, hay entidades financieras que ofrecen cuentas de ahorro con las que los ahorristas pueden  ganar premios, descuentos o recompensas por mantener  su dinero en cierta entidad financiera; de igual manera estas  cuentas permiten a los usuarios participar de sorteos mensuales por departamentos, viajes, o por atractivas sumas de dinero.

Este tipo de cuentas, a diferencia de las primeras, si piden montos de apertura y de mantenimiento, sin embargo, si se cumple con mantener un saldo promedio mensual, al que se llama saldo de equilibrio, uno puede ser exonerado del cobro de las tasas de mantenimiento. Si cree poder mantener  los requerimientos de esta cuenta, puede  escoger este tipo de sistema de ahorro, después de todo, podría convertirse en el ganador de algún premio.

Cuenta transaccional

Si lo que buscas es una cuenta para recibir depósitos y realizar retiros constantemente antes que mantener  tus ahorros, una cuenta transaccional o de movimientos ilimitados es tu  mejor opción.

A diferencia de las otras cuentas en las que el número de movimientos suele estar limitado y suelen haber más depósitos que retiros, este tipo de cuenta, como su nombre lo dice, permite hacer movimientos constantemente y a través de diversos canales. Además, una cuenta transaccional, ofrece tasas de interés bajas por las transacciones.

Cuentas con tasas especiales

Este tipo de cuenta ofrece términos especiales. Por un lado otorga una tasa de interés competitiva que hace que tu dinero crezca con mayor rapidez, sin embargo limita el número retiros y establece condiciones como un saldo de equilibrios más elevado. Sin embargo, esta es una gran opción para aumentar tus ahorros, por lo que si estás  dispuesto a no utilizar el capital de tu depósito por un tiempo, una cuenta a plazo fijo es una gran opción.

Cuenta sueldo

Esta es una gran opción para las personas que trabajan, ya que, como su nombre lo dice, este tipo de cuenta está destinada a la recepción de tu salario. Estas cuentas son convenientes ya que usualmente ofrecen buenas tasas de interés, no cobran mantenimientos, y dependiendo de la entidad financiera con la que trabajes, pueden ofrecerte beneficios  como ahorrista (puntos, bonos, y otros)

Ahora que ya conoces los principales tipos de cuentas de ahorros que encontrarás, puedes escoger la mejor opción. Recuerda que si realmente quieres lograr que tus ahorros crezcan, debes evaluar con cuidado tus alternativas, analiza y compara los beneficios y condiciones que ofrece cada entidad financiera, de esa manera podrás escoger el tipo de cuenta que mejor se acomode a tus necesidades y así proteger tu capital.

TAGS: #