El comparador de planes de móvil, internet y TV

Por qué deberías evitar sacar dinero de tu tarjeta de crédito

Hoy en día es muy común que las personas recurran a retirar dinero de sus tarjetas de crédito como estrategia de cubrir gastos del momento.

Esto ocurre sobre todo en épocas festivas y como ahora, en fin de año, cuando el presupuesto ya está ajustado y  necesitamos dinero extra para terminar la lista de compras.

Muchas personas escogen esta opción porque les parece que retirar dinero de la tarjeta en un cajero es  mucho más rápido y práctico que pasar por todas  las formalidades y el papeleo de un préstamo, pero no se dan cuenta que al realizar este movimiento están  introduciéndose en un compromiso que les costará mucho más caro  que el dinero que obtuvieron de manera fácil, y que al hacerlo estarán dañando gravemente sus finanzas.

Elevadas tasas de interés

Al realizar retiros de nuestras tarjetas de crédito, muchas veces no somos conscientes de que la rapidez y la comodidad de ese dinero harán que termine costándonos mucho más de lo que nos hizo provecho, y que finalmente, terminaremos regalándole dinero al banco.

Esto es debido a que la tasa de interés que se aplica  a estos retiros es mucho mayor a los intereses de compra, de hecho, el costo por disposición de efectivo puede llegar incluso a duplicar el de las compras; estos van desde el 46.28% hasta el 127%. Además, los intereses dependen del tiempo que tardes en pagarlo, si le sumamos a esto, el seguro de desgravamen y en algunos casos, la comisión por usar el cajero automático para retirar el dinero; podríamos llegar  a pagar más del doble del monto que solicitamos. Un monto bastante elevado para tratarse de una opción “más cómoda”.

Una alternativa más barata pueden ser los perdamos por internet

Si  se tiene conocimiento de que se necesitara dinero en un momento determinado, lo óptimo es gestionar financiamiento con anticipación. Pero  si la necesidad se presenta repentinamente y  nos hace falta  dinero con urgencia es mejor considerar otras opciones  antes de realizar retiros de la tarjeta.

Si necesitas dinero rápido la mejor opción son los préstamos inmediatos en línea, también conocidos como préstamos por internet, préstamos online o mini créditos. En la actualidad existen diversas Fintech  dedicadas a realizar este tipo de préstamos online,   con esta modalidad, es posible conseguir financiamiento de manera rápida – más rápida que en un banco -  y mucho más barato de lo que resultaría utilizar una tarjeta de crédito.

Fomenta un mal hábito

Hay quienes creen que la tarjeta de crédito sirve para financiar todo tipo de consumos, incluidos retiros de efectivo en cajeros automáticos, y se acostumbran a hacer uso de esta modalidad de financiamiento  porque siempre resulta cómodo disponer de dinero fácil y rápido, además de que, aparentemente, no tocas tu dinero.

Esta aparente facilidad y comodidad,  hace que las personas no tengan reparos a la hora de utilizar    el dinero  que retiran de sus tarjetas de crédito. Sin darse cuanta hacen de su uso algo habitual, y antes de que lo noten se han visto envueltos en un círculo vicioso de crédito y pago que perjudica gravemente  sus estados financieros, ya que al final terminaran pagando  muchísimo más del valor de sus retiros.

Es por esto que la mejor opción  para mantener estados de cuenta saludables es organizar nuestros gastos con tiempo, para  poder optar por las opciones  más adecuadas y que protejan más  nuestra situación económica.

También debemos tener en consideración que, si una determinada tarjeta de crédito no nos ofrece las condiciones o las tasas que se ajustan más  a  nuestras necesidades,  siempre podemos buscar  y encontrar otra tarjeta que vaya más de acuerdo con lo que esperamos. Vale la pena tomarse un tiempo para evaluar bien las opciones y evitar caer en errores que perjudiquen nuestra situación financiera.

TAGS: #