El comparador de planes de móvil, internet y TV

Cómo cuidar a los niños de la insolación en este verano

El verano es una época especial del año, para la mayoría de las personas es la temporada en la que más oportunidad tenemos de descansar, viajar y disfrutar en familia.

Pero estas actividades recreativas traen consigo un riesgo insospechado que puede resultar siendo tremendamente perjudicial para nosotros y los miembros de nuestra familia, sobre todo para los más pequeños, que pueden llegar a sufrir  quemaduras solares  y otras lesiones a la piel, como producto de una prolongada exposición a la radiación solar durante sus actividades al aire libre; por ello, para evitar  que nuestro pequeños sufran estas lesiones en este post planteamos algunos métodos de prevención y trucos para aliviar estas lesiones en la piel.

La prevención es la mejor estrategia

Estar conscientes de los riesgos que corremos al estar sobre expuesto a la radiación solar es el primer paso para evitar la peor de sus consecuencias. Proteger a los más pequeños de la casa dependerá de las medidas que tomemos para evitar que su piel se vea constantemente expuesta los dañinos rayos UV durante las actividades familiares. Para este fin utilizar protector solar regularmente es indispensable; también es necesario tener presente que lo mejor es emplear aquellos protectores solares que  sean de amplio espectro y cuyo factor de protección solar sea 50 como mínimo. Otro aspecto a considerar es que la fórmula sea a prueba de agua y sea apropiada para el  tipo de piel de nuestro niños.

En adición a la constante aplicación de protector solar, es preferible colocar otra barrera protectora entre la piel  de los pequeños y los rayos solares, por ello durante los periodos de exposición es preferible hacer que nuestro hijos lleven ropa y de colores claros, que cubra brazos y piernas; así como sombreros/ gorros y lentes de sol, para proteger sus ojos de los daños que causa la radiación. También recuerda tener en cuenta la hidratación constante y las horas de exposición solar.

Alivia el daño

Aún con todas las prevenciones, no siempre podemos evitar todos los males de nuestro pequeños, por lo que, si aún con los mejores esfuerzos los niños han sufrido de algún tipo de quemadura solar también puedes utilizar algunos de estos remedios para aliviarlas.

Lo principal una vez que se han detectado los síntomas de la insolación es evitar más daños a la piel,  y aliviar el dolor; para esto, las compresas frías son muy efectivas, de preferencia no apliques hielo a las zonas afectadas, corres el riesgo de empeorar el daño a la piel, mejor opta por aplicar compresas de agua fría, puedes mezclarlos con manzanilla o maicena para reducir la inflamación y aliviar el ardor; también puedes utilizar aloe vera para este fin.

Administrar un analgésico  no está de más si llegas a percibir que la incomodidad del pequeño es demasiada, esto ayudará a  calmar el dolor y la picazón, una gran opción en esta situación es la Lidocaína. Otra medida que puedes tomar para aliviar los años de la piel es emplear cremas  y jabones hidratantes que ayudaran a la recuperación de las zonas afectadas y reducirá las incomodidades por las que puedan pasar nuestros pequeños.

Además de las mediadas ya mencionadas, que nos ayudarán a combatir los efectos de la insolación en casa, no debemos olvidar que lo más recomendable es visitar a un especialista que pueda determinar la gravedad de las lesiones y si es que la  exposición a la radiación solar ha tenido consecuencias mayores en nuestros niños.

Usa tus mejores recursos

Cuando se trata el bienestar de nuestros hijos,  debemos contar con tantos recursos como podamos. Para ello, un seguro de salud nos permite afrontar este tipo de lesiones e inconvenientes con mayor seguridad, no solamente con enfermedades de la piel, sino también con todo un abanico de opciones que nos permiten cuidar mejor  de nuestra familia.

TAGS: #