El comparador de planes de móvil, internet y TV

Carga inalámbrica: La revolución en los teléfonos móviles

Desde hace algunos años los teléfonos celulares se han vuelto los aparatos indispensables para poder realizar las tareas cotidianas incluyendo el trabajo.

No solo sirven para comunicarnos sino que para realizar fotografías, entretenernos con todo el contenido disponible en diferentes aplicaciones o navegar e informarnos y para realizar todas estas tareas a lo largo del día necesitamos que la batería  nos acompañe al igual que nuestro teléfono. 

La importancia de la duración de la batería no solo se ha aplicado a las nuevas tecnologías  en su construcción sino que también en una nueva forma de recargarlas. Se ha implementado tanto la carga rápida así como la carga inalámbrica y aunque hasta ahora no se le haya dado la importancia o el uso como para explotar este recurso puede que en los últimos meses esto cambie sustancialmente.

¿Cómo funciona el innovador sistema de la carga inalámbrica?

La carga inalámbrica es el sueño de muchos que pasan horas frente a su teléfono por trabajo o porque su rutina así lo requiere. Existen grandes expectativas entorno a la revolución de la carga inalámbrica, desde poder entrar a una habitación y que el teléfono empiece a recargarse de forma automática hasta poder tenerlo siempre en nuestras manos con carga llena.

Estas expectativas aún no pueden ser cubiertas por al tecnología sin embargo ya se deslumbran los primeros avances al respecto. El sistema que permite que esto sea una realidad es la carga pro inducción o carga electromagnética, el sistema es muy sencillo funciona en base a un campo electromagnético y emisor de energía para lograr captar la energía del otro extremo. El campo electromagnético generado permite ser receptor del teléfono móvil y poder soportar la carga.

Sistema electromagnético de carga

El campo electromagnético está en espera cuando el teléfono se encuentra a distancias muy largas y se activa cuando está cerca. Esta conexión funciona gracias a que ambos cuentan con bobinas de inducción electromagnética que funciona gracias al conector eléctrico que recibe electricidad desde el enchufe de corriente alterna de alta frecuencia y a su vez genera un campo electromagnético que se conversa latente a la espera de otra bobina para transmitir la electricidad, en este caso al del teléfono móvil.

Cuando la bobina conectada a la corriente eléctrica detecta su par en el teléfono móvil gracias a la señal intermitente que permanece enviando señal hasta que detecte una respuesta se inicia el proceso de transmisión de energía y así es como se puede recargar tu celular sin necesidad e ningún cable.

¿Cómo lo adaptan las marcas?

Apple siempre sumándose a la nueva tecnología de inmediato busca colocar une estándar para que sus teléfonos puedan tener este tipo de carga inalámbrica, siendo llamada Qi, uno de los sistemas más populares a nivel mundial.

Aunque también existen otros tipos de carga, por ejemplo, la carga MA que tiene una frecuencia más alta, pero tiene una carga pro resonancia menos eficiente que la Qi. La carga PMA nos permite tener superficies de carga más amplias incluso para varios móviles de forma simultanea.

También existe otro tipo de carga llamado WattUp que es el sistema con mayor cobertura  a la distancia de carga pudiendo llegar hasta 5 metros, pudiendo coronarse como el único cargador inalámbrico como tal. Por último tenemos el sistema Cota que puede cargar teléfonos hasta  a 10 metros vía WiFi o Bluetooth, pero es demasiado lenta.

Sin duda el sistema que puede evolucionar más y está siendo adaptado por las grandes marcas de teléfono como Samsung,  LG o Leonovo es el sistema Qi debido a la eficiencia de su carga.

TAGS: #