El comparador de planes de móvil, internet y TV

3 razones para tener un seguro oncológico

En la actualidad el cáncer sigue siendo una de las enfermedades de mayor mortalidad y su cura implica la inversión de una gran cantidad de dinero.

Por esta razón cada vez se vuelve más necesario e importante contar con un seguro oncológico, dejando de ser un lujo para convertirse en una prioridad.

Son muchas las razones por la cuales todas las personas necesitan contar con un seguro de este tipo, recuerda que el cáncer no toma en cuenta ni la edad, ni el género, está debe ser una de las principales razones para que te decidas a adquirir uno de estos seguros.

Razones para tener un seguro oncológico

Las siguientes son algunas de las razones por las cuales se debe tener un seguro oncológico:

  • El cáncer no toma en cuenta ni la clase social, ni  el sexo, ni la edad, aunque aún existen personas que creen que esta enfermedad solo afecta a determinadas personas por una razón u otra, pero esta afirmación está equivocada, convirtiéndose así en una de las primeras razones para contar con seguros en especial con un seguro oncológico, recuerda que no existe garantía de que esta enfermedad no pueda atacarte en cualquier momento de tu vida.

  • Los tratamientos necesarios para su cura o remisión son muy costosos, por lo tanto, si no cuentas con un seguro oncológico, es probable que tus finanzas y la de tu familia se vean seriamente afectadas. Hoy en día está se ha convertido en una de las principales razones por las que los pacientes no acceden a los tratamientos en el momento oportuno, ya que no cuentan con el dinero suficiente para poder costearlos, por ello, es importante que cuentes con un seguro  para evitar estos inconvenientes.

  • A su vez le estarás brindando protección a tu familia, aunque la persona afectada es la protagonista, los familiares también se ven notablemente afectados con su padecimiento, esto se debe a que son ellos los que deben lidiar con la enfermedad, por esta razón, al adquirir un seguro oncológico estarás pensando en ellos y les garantizarás un poco de tranquilidad.

Aspectos a tomar en cuenta antes de contratar un seguro oncológico

Antes de adquirir un seguro oncológico o cualquier otro tipo de seguro, es indispensable que tomes en cuenta el monto a cancelar por la póliza, así como la cobertura en cuanto a tratamiento, en especial en las terapias; otro aspecto que debes tomar en cuenta es la red de clínicas donde el seguro ofrece cobertura, así como la cobertura que te ofrece la póliza ya que es posible que algunos seguros te cubran el tratamiento en su totalidad.

Cobertura que ofrece un seguro oncológico

Un seguro oncológico generalmente no sólo ofrece cobertura a los tratamientos convencionales, como quimioterapia, radioterapia o cirugía, también ofrece cobertura a los tratamientos de terapia biológica en cualquier establecimiento de salud de tu país. Además, entre otros beneficios se encuentran el trasplante de médula, la reconstrucción mamaria, cobertura a un segundo tipo de cáncer primario y en algunas ocasiones ofrece cobertura para cirugías internacionales programadas.

Edad recomendada para adquirir un seguro oncológico

No existe una edad determinada para adquirir un seguro oncológico ya que lo más recomendable es estar protegidos lo antes posible, aunque generalmente este tipo de seguro es adquirido por adultos de 30 años de edad en adelante para su propia protección, sin embargo, muchas personas adquieren este tipo de seguro para proteger a sus hijos desde muy pequeños o cuando cumplen la mayoría de edad.

Tiempo de cobertura de los chequeos

Los exámenes para el chequeo de la enfermedad forman una parte primordial de la prevención, ya que cuando esta enfermedad se detecta a tiempo, se eleva considerablemente la posibilidad de curación; las empresas de seguros generalmente ofrecen la posibilidad de asistir a un despistaje oncológico una vez al año, aunque es posible que existan diferencias dependiendo de la edad del asegurado y el tiempo de permanencia en el seguro de su elección.

El despistaje al que se le ofrece cobertura está basado en la realización de exámenes físicos, como exámenes urológicos, ginecológicos, hemogramas completos, sangre oculta, ecografía mamaria, mamografía, marcadores tumorales, Ex de tórax, colonoscopia, endoscopia y biopsia o citología en casos de un hallazgo positivo de cáncer, sin importar su tipo.

TAGS: #